BORRACHO CASI COME LUMBRE TRAS SALIRSE DE LA CARRETERA MÉRIDA-TIZIMÍN


Por su estado de ebriedad, pierde el control del volante y se sale del camino en medio de volteretas. Su auto se incendia y lo rescatan otros conductores. Además de quemar su vehículo, se produce un incendio forestal.

Un automovilista ebrio estuvo a punto de morir quemado al salirse del camino en la carretera Mérida-Tizimín, tramo Tizimín-Sucilá.

Tras varias volteretas, el vehículo quedó en posición normal y se incendió, produciéndole quemaduras de tercer grado al conductor, identificado como Roberto César Baeza Cardoso, de 43 años y oriundo de Dzilam González.

El individuo transitaba en dicho tramo al volante del Corsa placas YZM-69-88, pero a 10 kilómetros de Tizimín perdió el control y se salio de la carretera hasta meterse en terrenos de un rancho donde se incendió.

Automovilistas que pasaban por el lugar pusieron a salvo a Baeza Cardoso, quien por su estado de ebriedad se quedó sin reacción.

Fue valorado por paramédicos de la SSP que determinaron su traslado al hospital San Carlos de Tizimín.

El fuego que generó el accidente se propagó hacía la maleza y fue necesaria la intervención de bomberos de la SSP para controlar el incendio.

Fuente: Yucatán Ahora.

 

Previous Productos locales, con proyección internacional
Next "Lo golpeé hasta que dejó de llorar” dice un homicida

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *