De nuevo el PRI ejerce su mayoría en el Congreso


El Congreso del Estado aprobó por mayoría las modificaciones a la Ley del Transporte en materia de contratación de transporte a través de plataformas tecnológicas, en un clima de protestas de socios de Uber afuera del recinto legislativo ubicado en periférico poniente.
Al igual que en la sesión de comisión del lunes, ayer las gradas del Pleno se vieron copadas por acarreados de la SSP y otras dependencias cercanas para no permitir el ingreso a los manifestantes a favor de Uber, quienes fueron convocados por redes sociales.
A favor del dictamen, presentado por la Comisión de Desarrollo Urbano, Vivienda en Infraestructura, cuyo presidente es el diputado Enrique Febles Bauzá, votaron los diputados del PRI, junto con los representantes del Verde, Nueva Alianza y PRD, mientras que en contra lo hicieron los panistas y la representante de Morena.
La iniciativa presentada por el Poder Ejecutivo tras el zafarrancho entre choferes del FUTV y Uber en el aeropuerto de Mérida, el mes pasado, modifica la Ley de Transporte y pretende regular las plataformas digitales (como UBER) que ofrecen servicios de conductor con vehículos.
El voto mayoritario del PRI y sus aliados dio luz verde a una legislación que tiene la clara finalidad de hacer inoperable a esta nueva forma de hacer negocios al establecer un límite de unidades que deberán circular, fijar rutas, exigir que los autos cuesten más de 200 mil pesos y contar con una constancia obviamente expedida por el Gobierno del Estado.
Con las puertas del Congreso cerrado para impedir el ingreso de centenares de personas favorables a UBER (y conductores) que llegaron al legislativo estatal en menos de dos horas se dio por concluida la aprobación de la nueva legislación, de la que se excluyeron las propuestas de la diputada de Morena, Jazmín Villanueva.
Mientras la sesión se llevaba a cabo, afuera se escuchaban las consignas de los seguidores de UBER, los que se apiñaron en el ingreso del Congreso. De hecho, desde temprana hora, el legislativo estatal recibió a decenas de personas acarreadas hasta el Congreso para llenar las butacas con personas afines al PRI.
El PRI, el Verde y el PRD defendieron la nueva ley justificándola con la necesidad de “orden” y seguridad en Yucatán, mientras PAN y Morena la rechazaron por maniatar la iniciativa ciudadana y afectar las posibilidades de ganarse la vida de muchas personas en el Estado.
Paradójicamente los mismos diputados de oposición tuvieron dificultades para ingresar al recinto.
Desde muy temprano varias camionetas con personas presuntamente identificadas con el Ejecutivo Estatal ingresaron al Congreso local y comenzaron a llenar el graderío del  salón de plenos tres horas antes del inicio de la sesión.
Minutos después arribaron más de 90 efectivos de seguridad entre personal de la Fiscalía General del Estado y seguridad privada comenzaron a vigilar los accesos al recinto legislativo ante la amenaza de una posible manifestación de choferes y socios de la empres Uber.
Pasadas las diez horas más de 40 vehículos que prestan su servicio para esa plataforma tecnológica se estacionaron frente a la sede del poder legisativo lo que generó que el personal de seguridad cerrara la puerta para evitar su acceso al lugar.
De las unidades descendieron alrededor de 200 personas, quienes se arremolinaron en la puerta de la sede del poder legislativo, para ingresar al lugar lo que genero momentos de tensión entre personal de seguridad y los inconformes.
Al abordar la tribuna la diputada del Partido del Movimiento de Regeneración Nacional, Jazmin Villanueva Moo, fundamentó su negativa al dictamen debido mayoritero que PRI decidió implementar desde comisiones.
“La comisión de Desarrollo Urbano, Vivienda e Infraestructura, de la cual formo parte, decidió por mayoriteo el no seguir con la discusión del tema y no incluir las propuestas que su servidora planteo, sin saber o no la viabilidad de las misma”, señaló.
Por el PAN participaron en tribuna, Raúl Paz Alonzo, Beatriz Zavala Peniche, Manuel Díaz Suarez, Moisés Rodríguez Briceño y Josuè Camargo Gamboa.
Coincidieron en criticar la inequidad que la ley aprobada generará, toda vez que las restricciones plasmadas tienen un claro destinatario que es la empresa Uber.
Al hacer uso de la tribuna, Zavala Peniche cuestionó la celeridad y la poca claridad con lola que el dictamen fue votado en comisiones al esconderse varios puntos del dictamen que fue aprobado.
“Negarle a los Yucatecos emplearse por sus propios medios perjudicará la economía  de quienes vivimos en Yucatán y  dañará al turismo.Si el PRI  continúa el doble discurso y las viejas formas autoritarias aquí en Yucatán también  pueden recibir la lección que el domingo 5 de Junio pasado le otorgó la ciudadanía en  muchos otros estados”, leyó.
El priísta Daniel Jesús Granja Peniche expresó el voto a favor de su bancada y dejó en claro que con las reformas Yucatán le abre la puerta a UBER y todas las plataformas tecnológicas  que legalmente quieran trabajar en el Estado.
Indicó que el Dictamen se construyó con una fusión de las iniciativas que en la materia presentaron el Ejecutivo Estatal y la Fracción Parlamentaria del PAN, además de que se escucharon las propuestas de los representantes del PRD, PVEM, PANAL y MORENA.
David Abelardo Barrera Zavala (PRD) manifestó su voto a favor y coincidió en que para la elaboración del Dictamen se recogieron los planteamientos de todos los partidos políticos presentes en la Legislatura, para garantizar que de forma legal las plataformas tecnológicas puedan prestar sus servicios.
Al hacer uso de la palabra, Marbellino Ángel Burgos Narváez (PANAL) expresó su voto a favor e indicó que con las reformas no se pretende inhibir el desarrollo y funcionamiento de las plataformas tecnológicas, además de que reconoció el hecho de que el Ejecutivo local haya retirado la iniciativa referente al 10% de impuesto.
Marcha atrás
A media sesión se supo que el Ejecutivo yucateco decidió dar marcha atrás a su propuesta de cobrar 10 por ciento de impuesto a las plataformas de transporte como UBER.
Fue el mismo Roberto Rodríguez Asaf, secretario general de Gobierno, quien acudió al legislativo estatal a entregar el documento con la marcha atrás del gobierno, lo que fue dado a conocer en el pleno y aprobado, de inmediato por el PRD, PRI y Verde, a pesar de que el PAN pidió reiteradamente que se pospusiera la votación para dar tiempo a modificar la legislación que consideraron lesiva de los intereses ciudadanos.
De hecho, los legisladores panistas inistieron en que les entregaron tardíamente la propuesta de ley del Ejecutivo yucateco.
Al final, afuera del Congreso, los diputados del PAN y de Morena se reunieron con las personas a las que se les impidió el paso, entre gritos de ¡Uber, Uber, Uber! y de ¡Fuera PRI, fuera PRI, fuera PRI!
Los diputados del PAN se comprometieron a proponer otra iniciativa de ley en materia de transporte, para enmendar la aprobada minutos previos.
El debate se prolongó por más de dos horas, luego de momentos de tensión debido a la presencia de socios y choferes de la empres Uber quienes al conocer la votación gritaron “¡Muera el PRI! ¡Muera el PRI!”
Fricciones
Las fricciones entre los panistas y priístas se prolongó a la sesión de la Comisión de Desarrollo Municipal, Regional y Zonas Metropolitanas, a donde estaba citada la alcaldesa de Acanceh, Guadalupe Zapata González, sobre un fallecido en el parque principal.
Pues pese a que no asistió los legisladores de ambos partidos discutieron durante una hora sobre diversos aspectos del hecho
Previous Listo aeropuerto para recibir a turistas
Next Balacera en Cancún deja 4 muertos

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *