La ley inmobiliaria y su profesionalización, Rodolfo Rosas Moya


Recientemente Rosas asistió a la presentación de la Ley Inmobiliaria con la que, dice, “buscamos que las personas que se dedican a vender bienes inmobiliarios, sean certificados, que estudien y se les prepare como requisito para mantener la licencia; de igual forma, si hacen algo que incumpla la ley, que puedan perder la licencia; de esa manera profesionalizamos esta actividad.

“Ahora ya cualquiera se hace vendedor de bienes raíces, y eso provoca mucha confusión. Ser un buen vendedor es un arte; tienes que tener muchos conocimientos y preparación porque, de entrada, tienes que estar seguro de que cuando vendes algo, es un producto que existe, que está legalmente en orden, que no vas a crear un problema entre el comprador y el vendedor con tal de cobrar una comisión.

“Esta propuesta de ley vino por nuestros presidentes actuales AMPI Miguel Ángel Lemus, Ileana Cantillo y Javier Villalobos, la trabajaron y en conjunto con el gobierno se presentó ante el Congreso de Quintana Roo”.

La Ley Inmobiliaria Nacional es el proyecto presentado ante la Cámara de Diputados por la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) con la finalidad de regular las operaciones del mercado inmobiliario, así como erradicar los robos, estafas y engaños.

La Ley Inmobiliaria Nacional busca:

Combatir y erradicar la informalidad
Un aumento en los pagos por impuestos, derechos y productos
Una capacitación obligatoria para incrementar el profesionalismo y ética de los agentes inmobiliarios
Fomentar los principios de mercado así como la libre competencia entre agentes inmobiliarios para motivar la modernización y calidad de sus servicios en pro del consumidor
Fomentar el control y transparencia en la información sobre el mercado inmobiliario
Apego a ordenamientos contra el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo
Disminuir los riesgos a propietarios y compradores al realizar operaciones de índole inmobiliaria.

Es vital que los agentes inmobiliarios tengan experiencia, conocimientos y capacitación para una correcta asesoría y manejo del patrimonio inmobiliario de terceros pues de este modo se podrá evitar las consecuencias por malas prácticas inmobiliarias como robos, estafas o engaños que empañan al sector.

Previous Nam luctus id nisi vitae pharetra magna
Next Cras dui lectus blandit semper rhoncus dictum

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *