“Lo golpeé hasta que dejó de llorar” dice un homicida


José Javier Pacheco Várguez, de 22 años de edad, presunto autor del crimen de su hijo Jesús Alejandro Pacheco Poot, que circula en redes sociales. Carolina Uc

“Los llantos me cimbraban los oídos y por ello lo comencé a golpear”, relató en una parte de su declaración José Javier Pacheco Várguez, quien el pasado miércoles asesinó a golpes a su hijo de 1.5 años de edad en la colonia Santa Cruz de Umán.

“Lo golpeé, no sé cuentas veces hasta que dejó de llorar”, relató en otra parte de la entrevista.

Explicó que estaba tomado y “no sabía lo que hacía”. El menor se encontraba durmiendo en la hamaca donde finalmente murió.

El sujeto relató que se encontraba cuidando al infante, estaba tomando en principio con unos “cuates”, sin embargo, se retiraron, ya que no había más dinero ni licor, alrededor de las 6 de la tarde el infante se despertó y no dejaba de llorar, al parecer porque no había comido desde temprana hora cuando le dio de comer su madre antes de ir a trabajar.

“Sus gritos me desesperaron, lo traté de tranquilizar pero luego me desesperé y lo comencé a golpear hasta que ya no escuché los llantos”.

Pacheco Várguez dijo que lo vio bañado en sangre, se lavó las manos, se cambió la ropa y salió del predio.

“No pedí ayuda porque sabía que estaba muerto”.

Explicó que estuvo con otros de sus compañeros, con quienes siguió ingiriendo bebidas embriagantes.

Bajo su cuidado

El sujeto cuidaba de los dos hijos de la pareja, ya que por sus problemas de adicción y antecedentes penales no encontraba trabajo, por lo cual su esposa trabajaba para mantener a la familia.

“No sé qué me pasó, creo que se me metió el diablo”, se asentó en otra parte de la entrevista.

Pacheco Várguez tiene antecedentes de violencia contra su esposa, en varias ocasiones la mujer lo había intentado dejar, sin embargo, éste siempre prometía que iba a cambiar.

Cuando estaba embarazada del bebé fallecido golpeó a su mujer, quien estuvo a punto de perderlo.

El presunto homicida luego de su imputación fue trasladado hasta el Cereso de Mérida en espera de su vinculación a proceso, cuya audiencia será el jueves 30 de este mes. No se esperan sorpresas ya que todo lo incrimina, incluso su declaración.

Fuente: Diario de Yucatán

Previous BORRACHO CASI COME LUMBRE TRAS SALIRSE DE LA CARRETERA MÉRIDA-TIZIMÍN
Next Trágica competencia de arrancones

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *