Luz común como herramienta para preservar el pasado


La historia es tan frágil que puede desvanecerse en segundos, y así pasa con los fósiles, ya que para estudiarlos es necesario aplicar procedimientos que desgastan las muestras hasta desaparecerlas, sin que queden más registros que fotografías. Para evitar ese escenario, se desarrollaron técnicas para preservar de manera práctica la información de los restos cuando estos se pierdan.

Con luz blanca común, Juan Carlos Gutiérrez García, profesor investigador del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías (CUCEI) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), elaboró una técnica con la que se disminuye el daño que sufren los fósiles cuando son estudiados para su documentación.

“Había pruebas preliminares con huesos recientes y utilizábamos láser, y después de varias mediciones nos dimos cuenta de que el material se degradaba y empezaba a destruirse. Viendo eso hicimos un estudio y nos percatamos de que el láser, al ser una fuente ionizante, degradaba el material, incluyendo el ADN”.

El docente explica que durante las investigaciones se optaba por no dañar fósiles para preservar el patrimonio, o analizarlos y degradarlos a cambio de conocimiento, por lo que se enfocó en desarrollar métodos que pudieran combinar ambas ventajas de una manera práctica, como un procedimiento de no contacto, con luz común como principal herramienta.

El método desarrollado implica una técnica que proyecta franjas negras y blancas al objeto observado. El doctor explica que este procedimiento contempla registrar la pieza en cuestión a través de las siluetas que dibujan las franjas en cada uno de sus ángulos observados.

Previous AMLO también lidera intención de voto entre los paisanos que viven en EU
Next El PAN se consolida en Progreso gracias al mal manejo de las redes sociales de la priista por parte del “chofas”

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *