Medio millón de fianza al youtuber que llamó “caranchoa” a un repartidor


El ‘youtuber’ Sergio Soler, conocido como ‘Mr Granbomba’ y que se dedicaba a las bromas con cámara oculta, será juzgado por, presuntamente, injuriar y calumniar al repartidor al que llamó ”caranchoa” y que le dio por ello una bofetada.

La titular del Juzgado de Instrucción 9 de Alicante, María Luisa Carrascosa, ha abierto juicio oral al autor del vídeo por ambos delitos a raíz de la querella interpuesta por el trabajador objeto de la broma, Ricardo Osorio.

El auto, fechado el pasado lunes,, exige también una fianza de 500.000 euros al ’youtuber’ para hacer frente a la responsabilidad civil derivada de una posible condena.

El repartidor ya fue juzgado y condenado en marzo del pasado año como autor de un delito leve de lesiones a pagar una multa de 30 euros por agredir al ‘youtuber’.

Esa sentencia, confirmada después por la Audiencia Provincial, consideraba sin embargo que el agresor había activado ”mecanismo de defensa racional”, pues se encontraba en una “situación de evidente estrés” derivado de su trabajo y temía ser víctima de un robo.

La resolución también reprochaba al youtuber su actitud provocadora, que había exhibido en otros vídeos, y el lucro que obtenía con sus bromas tras abusar de la “buena fe y paciencia” de los transeúntes y utilizar su imagen sin su consentimiento.

El abogado del mensajero, Carlos Frígola, se querelló después contra Soler al entender que las expresiones que dirigió contra su cliente, tanto en el vídeo de diciembre de 2016 como en otro posterior, menoscaban el honor de su patrocinado y atentaban contra su imagen.

El letrado exige ahora a ‘MrGranbomba’, además de 500.000 euros de indemnización, el pago de multas que suman 16.200 euros por un delito continuado de injurias y un delito de calumnias realizado con publicidad.

Previous PGR: Aseguran 25kg de marihuana en paquetería
Next Violencia contra periodistas continuará mientras los asesinos sigan libres

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *